29-12-2020 / Redacción
 
Alfareros de Capula afectados por el Covid-19
"Vivimos al día, no hay ventas" señaló Josefina Ayala Reyes alfarera de Capula
"Este año por la pandemia de Covid-19 no pudimos trabajar como estamos acostumbrados, las ventas se redujeron en un 90 por ciento", señaló Josefina Ayala Reyes, alfarera de Capula.

Ella, junto con su familia, se dedica a realizar todo el proceso de la alfarería de barro, para dar forma a macetas, luminarias y faroles, entre otros artículos decorativos.

Josefina señaló que con la fabricación y venta de sus artesanías contribuye al sustento familiar; "es nuestro oficio, que va a perdurar en las generaciones".

Se inscribió al portal de Internet impulsado por la Secretaría de Turismo de Morelia para promover y vender sus productos a través de un catálogo digital. No obstante, mencionó que hasta el momento no ha podido colocar ninguna de sus piezas.

Pidió a los turistas y visitantes a que "se valore nuestro trabajo, implica mucho esfuerzo. Podrán ver muchas piezas de barro, pero sin saber cuánto tiempo se invirtió para realizarlas".

Al igual que Josefina Ayala, los artesanos se enfrentan al regateo, el cual aceptan para poder vender una pieza.

"Nosotros vivimos al día, tenemos que comer", expuso; aunque ello implique vender sus artesanías más baratas de lo que es realmente su precio.