25-02-2022 / Redacción
 
Berenice Juárez presenta reforma para agilizar los procesos de adopción en México
Presenta iniciativa para reformar el artículo 28 de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.
A raíz de los trámites burocráticos, judiciales y la falta de claridad en el proceso, durante el 2020 se registraron únicamente 23 adopciones en el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de las Familias (DIF), pese a que en México existen más de 33 mil niñas, niños y adolescentes viviendo en un centro de asistencia social, la diputada federal de Acción Nacional, Berenice Juárez Navarrete presentó una iniciativa para agilizar la adopción en México, respetando los derechos de los menores.

Desde la tribuna del Congreso de la Unión, la legisladora michoacana, describió los diversos obstáculos que enfrentan las familias que buscan adoptar en el país, lo que representa que miles de niñas y niños pierdan la oportunidad de integrarse a un núcleo familiar o ser sujetos de procesos que no garantizan su seguridad y bienestar integral.

“Adoptar en nuestro país puede ser un proceso complejo y lento para quienes aspiran a ser padres o madres, llegando a representar una verdadera prueba de resistencia. Lo que buscamos con esta reforma es que se eliminen las trabas que constituyen aquellos trámites burocráticos, plazos excesivos o requisitos innecesarios que solo extienden, sin causa justificada, los procesos de adopción, es decir, que por temas estrictamente de trámite, no se le prive a un menor del derecho de contar con una familia, pues ello representa, también, anteponer el interés superior de niñas, niños y adolescentes”, señaló

Explicó la necesidad de aprobar la iniciativa presentada al señalar, que, en el 2019, el Sistema DIF apenas registró siete adopciones en todo el país y explicó que conocer el número exacto de menores adoptados durante los últimos años a nivel nacional, resulta un tanto complicado, pues cada entidad federativa realiza sus propios procesos.

“Representa otro de los principales problemas en los procesos de adopción, llegando, incluso, al extremo que al día de hoy no tengamos, siquiera, una cifra exacta de las niñas, niños y adolescentes que son susceptibles de adopción o que se encuentran ya en un proceso de reintegración familiar”, explicó.

Finalmente, expresó que todas las niñas, niños y adolescentes tienen derecho a vivir en familia, a sentirse protegidos por ella y contar con todos los cuidados necesarios para asegurar su desarrollo óptimo. Cuando por alguna circunstancia en especial esto no sea posible y las niñas, niños y adolescentes sean separados de sus familias o pierdan el cuidado familiar, el Estado está obligado a garantizar su protección y a ofrecer diferentes opciones de cuidado alternativo.