12-10-2020 / Redacción
 
Prácticas agroecológicas, claves en el éxito de Agricultura Sustentable: Sedrua
Biofermentados, extractos vegetales, lombricomposta y la labranza de conservación, son una fortaleza del programa
El Programa de Agricultura Sustentable continúa transformando la forma de trabajar la tierra en Michoacán, y para ello ha echado mano de técnicas agroecológicas ancestrales, así como de innovaciones tecnológicas dirigidas por científicos mexicanos de universidades especializadas en el desarrollo del sector productivo rural.

Así lo afirmó el secretario de Desarrollo Rural y Agroalimentario (Sedrua), Rubén Medina Niño, quien destacó que el Programa de Agricultura Sustentable recupera técnicas ancestrales, como es la labranza de conservación para conjugarlas con las innovaciones tecnológicas, como los insumos de especialidad que tienen el respaldo de científicos de la Universidad de Chapingo (UACh) y del Politécnico Nacional (IPN).

Rubén Medina Niño indicó que la visión que tuvo el Gobernador Silvano Aureoles Conejo con esta política pública enfocada al sector rural encontró tierra fértil en el equipo de técnicos especialistas, quienes promueven técnicas agroecológicas que han sido una pieza clave para el éxito del programa.

El titular de la Sedrua agradeció el compromiso que han mostrado los agricultores con esta política pública, pues han recuperado, dijo, prácticas que habían caído en desuso con el auge de la agricultura convencional, tales como la incorporación de rastrojo en el ciclo agrícola cuya función en el suelo se ve reforzada con la aplicación de biofermentos y extractos vegetales.

Sostuvo que desde la Sedrua se ha fomentado la reproducción de lombriz roja o californiana en módulos bio-intensivos, específicamente diseñados con el fin de aprovechar tanto la lombricomposta como el humus en la producción agrícola.

Este tipo de técnicas, reiteró el titular de la Sedrua, han sido fundamentales para que el Programa Agricultura Sustentable demuestre los resultados tangibles que tiene en la recuperación de los suelos agrícolas de Michoacán, y en consecuencia en el incremento en los rendimientos y en la reducción de los costos de producción con métodos amigables con el medio ambiente.